latribudelpulgar (antes ruidos de la calle)

Notas provisionales y ficciones

Memoria de las exposiciones de Casa del Lago 2011

Posted by pachoj en enero 17, 2012

Lo que sigue es el texto de presentación de las memorias de Casa del Lago, sexta edición, donde hago un balance de los siete años del programa.

Destaca la tipología expositiva desarrollada conceptualmente durante 2011, abriendo cuatro plataformas nuevas que sustituirían la programación organizada hasta entonces temáticamente, con miras a distinguir al recinto de los demás museos emplazados en el Bosque de Chapultepec, con una vocación patrimonialista que genera estructuras centralizadas:

1.-EL GABINETE, que se remite, como escribió Willy Kautz, a “la tipología barroca del gabinete de maravillas, en referencia a proyectos expositivos que, distanciados del cubo blanco, incurren en otras agrupaciones, categorías y conceptos en relación con la historiografía y la teoría del arte”.

2.-EL ANEXO, “una plataforma mutable e investigativa para experimentar con procedimientos estéticos autocríticos, presentando proyectos provenientes de la crítica institucional que cuestionen los mecanismos institucionales de validación simbólica, a partir de propuestas que se inscriben en la frontera entre el arte y el no arte”.

3.-EL SALÓN, dirigido a exposiciones que dialogarían con la tipología del recinto histórico de Casa del Lago y el formato de exposición característico del sigloXIX.

4.-Así como LA SUCURSAL como un espacio para la presentación de iniciativas autoorganizadas, enfocada para iniciativas transdisciplinarias y colaborativas, una especie de sucursal temporal para dar espacio a proyectos que carecen de espacio propio. Un espacio en sintonía con mi interés añejo en explorar y reflexionar acerca de la autonomía y la independencia en las prácticas de producción cultural.

 

PRESENTACIÓN

Como cada año, las Memorias de Exposiciones de la Casa del Lago Juan José Arreola ponen a consideración del público interesado las actividades del área de Artes Visuales, y permiten un análisis de más largo aliento acerca de los logros alcanzados en las directrices de un ciclo que comenzó en el año 2005 y que hoy, con esta entrega de 2011, concluye.

Como las exposiciones de Casa del Lago se enmarcan en el perfil general del recinto, es pertinente en esta ocasión hacer una recapitulación sus líneas rectoras. Desde 2005 buscamos partimos de las nociones que rigieron la vocación fundacional del recinto universitario: vanguardista y experimental. Este Centro Cultural, inaugurado en 1959, se convirtió entonces en un punto de referencia para la innovación, la investigación, la formación, la experimentación y el riesgo artísticos dentro de las artes escénicas, la literatura, el cine y las artes visuales; siempre pensando en tres tipos de públicos: el popular familiar, el universitario y el iniciado en las nuevas tendencias nacionales e internacionales.

De esta forma, en el área de la literatura retomamos desde 2005 el nombre de Poesía en Voz Alta para crear una plataforma donde se explorara la oralidad escénica y la transdisciplina desde la literatura, organizando cada año un festival que convocara propuestas nacionales e internacionales de poesía conceptual, experimental, performática, urbana o rural, pop o vanguardista, incluso poesía indígena (entendida como manifestación contemporánea antes que como sola cultura popular o folclor tradicionalista). Enfatizamos el valor poético del sonido, por lo cual las traducciones se proyectaban de forma simultánea en una pantalla, para no interrumpir la experiencia escénica. Exploramos la micropoesía, la mini ópera, el ensayo escénico; quisimos visibilizar los nuevos colectivos poéticos no utópicos, conformados por jóvenes con la intención de diseminar en red sus producciones. Cuestionamos las fronteras entre alta cultura y cultura popular; exploramos las posibilidades de la lectura como experiencia social, y entendimos la oralidad como una experiencia multimedial. De esta forma, Poesía en Voz Alta anticipó hace seis años el expansivo interés local por dialogar con la exploración poética y con las tendencias planetarias de la literatura expandida, desde una actitud renovadora que investiga y conjuga, por ejemplo, los nuevos soportes tecnológicos con recursos expresivos ancestrales, abordados desde nuevas perspectivas.

Algunos historiadores consideran que el teatro contemporáneo arrancó en la Casa del Lago durante los años sesenta; por lo mismo, retomamos esta vocación del recinto programando propuestas de teatro y danza que ofrecieran proyectos diseñados para espacios no convencionales, es decir, que partieran de la exploración de las características espaciales que conforman el recinto, que no cuenta con un escenario formal.

Además de la música de cámara que rinde tributo a la labor heredada del maestro Juan Vicente Melo (1932-1996), programamos sistemáticamente a grupos de rock emergente y a algunas de las nuevas tendencias sonoras multirreferenciales, provenientes de diversos hemisferios del planeta: balcánica, flamenco, tango, fusiones mestizas, experimental, etcétera.

En cuanto a la cinematografía, conviene recordar que durante los sesenta el cineclub universitario como el de Casa del Lago fue referente principal para el cine de autor, en una época en la que no era accesible en nuestro país. Hoy día hay una gran oferta en este rubro, por lo que nuestra programación cinematográfica se asoció desde 2005 a la gran explosión de festivales de cine, tanto documental como de corto y largometrajes, con perspectivas diversas. También abrimos, en medio de los jardines de este bosque, un cine al aire libre.

Si Casa del Lago se caracterizó en su origen por conjuntar tres grandes audiencias que no siempre suelen converger, el público popular-familiar, el público universitario, y el público ya iniciado en las nuevas tendencias, nosotros partimos de esta misma premisa, buscando franquear las supuestas fronteras entre la experimentación y el gran público, así como entre la llamada “alta cultura” y la cultura popular. Por eso, las actividades de Casa del Lago han convocado nuestro periodo, a públicos de variado origen sociocultural, tanto a iniciados como a principiantes, estudiantes, universitarios y trabajadores, siempre de acuerdo al carácter plural que rige a nuestra universidad. En este sentido, es importante señalar los Paseos Nocturnos realizados por tren en el parque de Chapultepec, así como los torneos de ajedrez y actividades infantiles tales como el circo de cámara o circo sin animales.

En el Área de Artes Visuales, durante estos siete años logramos inscribir a Casa del Lago dentro del circuito museístico de Chapultepec gracias a la calidad y perfil de sus propuestas curatoriales. La diversidad en cuanto a las líneas de investigación y las temáticas se logró en parte por el programa de curadores invitados y gracias al interés en abarcar a diversos públicos. De esta manera no sólo las artes visuales –emergentes y consolidadas- tuvieron un espacio de exhibición, fue igualmente importante la presencia del arte urbano, el diseño, la labor de colectivos locales en diversos rubros, etc. todos ellos entendidos por igual como importantes agentes culturales. Así mismo, nuestras exhibiciones tuvieron lugar tanto en el interior de las galerías, como en los jardines o en el mismo Bosque de Chapultepec, alcanzando a más amplias audiencias. Como consecuencia de ello, uno de los objetivos fue sin duda alcanzado, el de diversificar nuestra audiencia tanto en número, como en edades y perfiles.

2011 no fue la excepción a toda esta labor. Las exposiciones de Casa del Lago programaron a artistas con miras a establecer diálogos intergeneracionales. Invitamos a curadores externos que expandieron y diversificaron los alcances de las exposiciones; presentamos a artistas emergentes tanto nacionales como internacionales; programamos obra de sitio específico que exploró el espacio al aire libre que caracterizan al recinto ubicado a la orilla del Lago Mayor de Chapultepec; además de que incursionamos en campos culturales no frecuentados por otros espacios expositivos, en esta ocasión con la exposición sobre diseño editorial, siguiendo a las anteriores emisiones que exploraron el diseño de muebles y el diseño de moda desde nuestras galerías, o bien, el arte urbano.

Parte de las exposiciones de 2011 fueron programadas por Itzel Vargas, quien fungió como Jefa del Área de Artes Visuales desde 2005 hasta 2010: el proyecto coordinado por Mario García Torres “No hay duda nos volveremos a ver”, así como el proyecto de producción televisiva que fue coordinado por Eduardo Abaroa bajo el nombre de “Horario Triple A”; además de la exposición “Just in case this is the end / Justin Case éste sea el fin” de Leo Marz, y la pieza comisionada para los jardines del recinto llamada “Pequeños Poemas” de la artista Gabriela Galván y el proyecto de diseño editorial “Léeme folios en verso y recto”, curada por Luis Rodríguez.

En 2011 se integró al equipo de Casa del Lago Willi Kautz como Jefe del Área de Artes Visuales, quien estuvo a cargo de la programación de las exposiciones “Preferiría no hacerlo” Ignacio Uriarte, “Signos Salvajes / Signes Sauvages” de Sandra Calvo y Pedro Ortiz-Antoranz, “El Asilo de Pobres: Cuarto 3 o la Casa de Sueños” organizado por Pip Day, así como el ejercicio de colaboraciones “Re Cover”, de Omar Barquet.

Por lo tanto, el año 2011 marca un tránsito en la programación de Artes Visuales en Casa del Lago: es el cierre de un periodo de siete años, y el preámbulo a nuevos proyectos que Willi Kautz desarrollará durante 2012 a partir de la conceptualización de cinco plataformas expositivas distintas (El Salón –estéticas decadentistas-, El Anexo –crítica institucional-, El Gabinete –crítica al cubo blanco-, La Sucursal –proyectos de colectivos autorganizados- y Los Jardines –comisiones para sitio específico-). Durante estos siete años se han generalizado en la escena de Artes Visuales muchas de las propuestas de Casa del Lago, por lo que ahora, a partir de 2012, buscaremos con estas plataformas, alejadas de criterios patrimonialistas, singularizarnos críticamente respecto al circuito expositivo de Chapultepec a través de dichas tipologías expositivas.

Mientras tanto, entregamos este registro de las exposiciones de 2011. Cerramos así una etapa, con la convicción de que, si la Casa del Lago se convirtió durante su fundación en una referencia ineludible como espacio experimental y vanguardista, hoy día es considerado como un lugar de referencia imprescindible dentro del arte contemporáneo y otras escenas emergentes. José Luis Paredes Pacho

Publicado en Casa del Lago Memoria 2011, Universidad Nacional Autónoma de México, Casa del Lago Juan José Arreola, México 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: