latribudelpulgar (antes ruidos de la calle)

Notas provisionales y ficciones

  • Tal narrativa desbarata aquella jerarquía binaria de "centro y margen": lo marginal rechaza ser emplazado autoritariamente como "Otro" /Prtibha Parmar
  • Tuiter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Archivos

  • Entradas recientes

  • calendario

    diciembre 2011
    L M X J V S D
    « Nov   Ene »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
  • a

  • Suscribirse

  • Hits

    • 66,123 hits
  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 9.764 seguidores

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 9.764 seguidores

El poeta de la vida moderna

Posted by pachoj en diciembre 1, 2011

Cuando tocamos por primera vez en Nueva York en 1992, el Village Voice me pidió una entrevista. Al intentar explicar a ese semanario en qué consistía nuestra música y qué sucedía en México, cité a Fray Servando Teresa de Mier (“El aunto es trágico, mi genio festivo”), y además le hablé del capítulo de San Petersburgo y los pasajes sobre Baudelaire del libro de Marshall Berman (a quien yo había dedicado el primer disco de Maldita Vecindad), como si “Todo lo sólido se desvanece en el aire” hubiera sido escrito para describir México.

El periodista me contó entonces cómo había conocido a Berman durante las revueltas de Tompkins Square en East Village. Aproveché para pedirle el teléfono de Marshall y esa misma tarde le marqué para invitarlo al concierto.

Le hablé como si nos conociéramos desde siempre (o como si estuviéramos representando un pasaje más de su artículo Las señales de la calle) y su sorpresa fue tan grande que hasta entonces me di cuenta que tanta familiaridad era, por lo menos, importuna… Pero Marshall se apareció en el back stage aquel día. Le regalé una camiseta de Maldita Vecindad y desde entonces nos veíamos cada vez que yo pasaba por NY. Pocos años después lo invité a dar unas conferencias a México

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: