latribudelpulgar (antes ruidos de la calle)

Notas provisionales y ficciones

Un cuento Náhuatl y la muerte de Susan Sontag

Posted by pachoj en diciembre 28, 2004

No fui a ver a la familia, pasé la nochebuena en casa bajando rolas de inernet y cenando una paella que tuve a bien comprar en la tarde. Alguna vez se me olvidó que era nochebuena y no compré nada para cenar, cuando quise hacerlo todo estaba cerrado y me moría de hambre.

Mónica y Marc en la FIL
El 25 rolé con Monica A. por el Monumento a la Revolución donde ahora están los Santa Closes, escenografías cada vez más descomunales y tecnificadas, ya no tienen camaras fotográficas de madera que revelan sus impresiones en cubetas, ni siquiera polaroids, sino más de diez camaritas digitales con sus respectivos aparatos portátiles para imprimir las imágnes. Enormes instalaciones simulando un gélido y nevado invierno en una ciudad donde no neva. Santacloses, reyes magos y renos conviven con mikey mouses, winnypoos, y demás fauna fantasmagórica de la televisión de la que yo ya ni conozco sus nombres. Toda una visión apocalíptica y extremista para una catalana como Mónica. La idea era comer y supuse que sería el unico punto de la ciudad abierto para, al menos, encontrar unos antojitos. Comimos un pozole y cecina y la llevó al aeropuerto. A la noche me fui a echar un trago con Marcela F., como todo estaba cerrado el 25, terminamos en los pollos antros de los hoteles fresas de Reforma. Charlamos bien y ahora ella viene a casa para acompañarme a comprar unos archiveros para terminar de arreglar mis papeles.

Sigo arreglando la casa, los archiveros, los discos revueltos y leyendo a Simon Frith y Greil Marcus. Ayer me eché unos tragos con el encantador Angel Vargas y con Mardonio Carballo, actor nahuatl de la huasteca veracruzana, en la cantina el Faisán Dorado, donde había ido a comer y me los encontré. Mardonio se dedicó a contarnos cuentos en nahuatl. Curiosa la capacidad de síntesis de la narrativa popular nauhatl:

un hombre con una gorra redonda y una mujer con un culo redondo.

Algo así fue uno de los cuentos breves que relató, tan breve que recordé a Tito Monterroso. En nahuatl, además, el sonido era glorioso. Su título era Tlaskamati

BUena rola el track 6 de Andreu i els Rumberus. Es un demo que me dio hace tiempo Oriol Roca, acaso en Vic (2004), en Barcelona o en Sevilla (2003), sin créditos ni siquiera nombres de la rolas, pero el track 6 suena cercano a Ojos de Burjo, casi podría decir que el scrasher es Panco y en los coros está Marina.

Hoy murió Susan Sontag a los 71 años. Normalmente se dice algo aemejante con la muerte de una celebridad, pero en este caso sí que es evidente que su opinión hará mucha falta en un gabacho tan retrógrado como hoy es su país.

Anuncios

3 comentarios to “Un cuento Náhuatl y la muerte de Susan Sontag”

  1. […] hecho, en este post sobre un cuento nahuátl viene la historia de mi encuentro con Mardonio Carballo, que ha participado mucho en Poesía en Voz […]

  2. benitocamelo said

    hola

  3. Dieguin said

    Esta muy bien su cuento pero hagan buenos comentarios, y arriba la normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: